martes, 8 de mayo de 2012

Receta del vodclight

Porque usted lo pidió y porque nunca lo publiqué en mi antiguo blog, a continuación les compartiré la receta del vodclight.

Necesitas:
-Varias botellas de agua de litro y medio (según lo que planees chupar y la cantidad de amigos que le entrarán al vodclight).
-Por cada botella, un sobrecito de Clight de sabor compatible con el vodka: fresa, limón, naranja, piña, toronja. Evita sabores "tropicales" como sandía, piña colada, guanábana, horchata (¿es tropical?) o mango.
-Una botella de vodka. En mis tiempos chupábamos, lo confieso, Karat u Oso Negro. El Smirfnoff era un lujazo, y el Absolut ni hablar.

Instrucciones:
1. Tómale tantito a la botella de agua o tírala al piso sin pensar en los niños de la sierra que no tienen "el vital líquido" en sus comunidades.
2. Vacía el sobre de Clight en la botella. Agita por horas hasta que se disuelva.
3. Échale vodka. No hay una medida estándar: échale tantito, pruébalo, y si todavía aguanta, échale más. Así hasta que esté a punto de saber culero.
4. Beber (o no: también puedes cambiarte a una bebida más digna, pero si ya lo tienes ps sí se deja tomar).

Variaciones: si el vodka no es lo tuyo, puedes aplicar la misma técnica pero con otros alcoholes. Yo tuve mi etapa de beber ron y "mezcal" de panalito del Oxxo. Una vez hice una gelatina de horchata-rompope con Tonayán y fui la sensación de la fiesta... hasta que me puse de borracha impertinente a contarle mi vida a los invitados y no hallaban cómo zafarse de mí.

Recomendación 2012: mejor beban chela artesanal gooooooooooeeeeeeeeei. Ay no, pero en serio.

6 comentarios:

  1. Me recordó a los tiempos de adolescente panqui-alcohólico-ceceachero-yasacalayesca-rezongón-granoso, y usted no bebía tan mal, señora.
    Uno que bebía destilado (¿De caña, de grano, de petróleo?) Salvaje Blanco -creo que ya hasta lo retiraron del mercado- con Frisco. Mezcle el saborizante en polvo derecho en la botella de su fino y distinguido alcohol.

    Entrele con una Calavera Dubbel o una Minerva (más casual) hoy día.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Ah, ya se extrañaba el "goooooeeeei" original.

    ResponderEliminar
  3. Pues anexo, yo que sigo en la edad de beber decadentemente -entiéndanse los 23 y recién salida de la sacra institución escolar-, la receta de fiesta decadente post-chelear en un bar cualquiera.

    1. Consiga usted una fiesta. Consígala a eso de la 1am, cuando ya pasó por unas horas de cheleo barato en un bar cualquiera.
    2. Compre en su Oxxo, Seven o Extra de confianza (o el que se encuentre de camino) dos tetrapaks de a litro del jugo de su preferencia (el de piña es neutro, en caso de que vaya con otras dos personas que quizá no se pongan del todo de acuerdo).
    3. Compre usted un litro de vodka. Si anda dadivoso, Smirnoff. Si no, del que se deje comprar.
    4. Llegue a la fiesta y descubra que oh oh, ya no hay vasos.
    5. Abra a dentadas (o como se pueda) un tetrapak de jugo y tómele tantito. Vierta el vodka hasta que alcance el sabor que mejor le plazca.
    6. Bébale.
    7. Pásele el tetrapak al compañero en turno.
    8. Repita los pasos 6 y 7 hasta que llegue el momento de abrir el segundo tetrapak.
    9. Repita los pasos 5 a 8, hasta que se acabe el preparado.

    Garantiza una buena sesión integradora. Los efectos secundarios incluyen despertar 4 horas después y seguir ebrio, y/o una cruda considerable. Pero qué madrugada tan divertida habrá pasado.

    ResponderEliminar
  4. Si te pusieras borracha impertinente y no pararas de contarme tu vida, te llevaría a mi casa.

    ResponderEliminar
  5. Aguas locas + mota = combo preparatoriano ideal

    ResponderEliminar
  6. Meh, nada como ponerle a todas sus bebidas, refrescos y agua de sabro que el viejo y confiable Rivas... ¿Qué? ¿Aquí en los DF's no venden? Ash :(

    ResponderEliminar